fbpx
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

¿Qué es la atrofia urogenital y cómo tratarla?

Los cambios hormonales que se producen en la perimenopausia afectan de forma desigual a las mujeres. Aunque son muchos los cambios, hay uno en particular que afecta a muchas mujeres en la etapa previa a la menopausia y es a nivel vaginal. Conoce los síntomas de la atrofia vaginal y cómo disminuir la incomodidad en el área genital.

La atrofia urogenital asociada al descenso de hormonas en la etapa de la menopausia puede tener un impacto significativo en la calidad de vida de las mujeres. Desde la perimenopausia, se produce una atrofia general del aparato genital de las mujeres. Los labios sufren un adelgazamiento con la casi desaparición o fusión de los labios menores y de forma lenta y progresiva se atrofia la vulva y el introito, perdiendo su elasticidad.

A medida que disminuyen los niveles de estrógeno, los tejidos del tracto urogenital experimentan cambios que pueden causar síntomas incómodos y debilitantes, como sequedad vaginal, picazón, dolor durante las relaciones sexuales y aumento de la susceptibilidad a infecciones del tracto urinario.

Muchas mujeres los consideran como una consecuencia inevitable del envejecimiento y no buscan ayuda. Un estudio europeo nos muestra que alrededor del 30 por ciento de las mujeres entre 55 y 75 años presentan síntomas urogenitales, sólo el 58 por ciento acuden al médico en busca de ayuda. Afortunadamente, existen opciones de tratamiento disponibles que pueden proporcionar alivio a estas mujeres.

Uno de los tratamientos más efectivos para la atrofia urogenital es el uso de preparados de estrógenos locales junto con lactobacilos en forma de un solo comprimido vaginal. La combinación de estrógenos locales y lactobacilos en un solo comprimido ofrece una solución conveniente y efectiva para el tratamiento de la atrofia urogenital en mujeres menopáusicas. Estos productos combinan los beneficios de los estrógenos locales, que ayudan a restaurar la salud y la elasticidad de los tejidos vaginales, con los beneficios de los lactobacilos, que promueven el equilibrio de la flora vaginal y ayudan a prevenir infecciones.

Los estrógenos locales, administrados directamente en la vagina, actúan de manera específica en los tejidos urogenitales, aumentando la producción de colágeno y mejorando la lubricación vaginal. Esto ayuda a reducir la sequedad vaginal, la irritación y el dolor durante las relaciones sexuales, mejorando la comodidad y la satisfacción sexual.

Por otro lado, los lactobacilos son bacterias beneficiosas que normalmente se encuentran en la flora vaginal saludable. Estas bacterias ayudan a mantener un pH vaginal equilibrado y a prevenir el crecimiento excesivo de bacterias dañinas, lo que reduce el riesgo de infecciones del tracto urinario y otros trastornos urogenitales.

La ventaja de la administración vaginal de estos productos es que actúan de manera localizada, de esta forma minimizan la exposición sistémica a los estrógenos, lo que lleva a reducir el riesgo de efectos secundarios.

Los síntomas de la atrofia urogenital son inevitables para muchas mujeres que pasan por la menopausia, pero no es necesario vivir con ellos. Los preparados de estrógenos locales son altamente efectivos. Busca asesoramiento médico y mejora tu calidad de vida y bienestar general.

Puede

interesarte