fbpx
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

¿Se pueden sentir orgasmos a través del sexo anal?

El sexo anal sin duda es una práctica tabú, pero lo que muy pocas saben es que a través de esta también podemos llegar al orgasmo… es sólo cosa de aplicar las técnicas correctas para conseguirlo.

Aunque el sexo anal puede ser placentero para tanto para los hombres como para las mujeres, no todas podemos experimentar el orgasmo durante esta práctica debido, fundamentalmente, a la complejidad del orgasmo femenino lo cual puede ser causado por varios factores entre los que destaca la estimulación del clítoris o el punto G.

Pero sabiendo que podemos llegar al orgasmo mediante el sexo anal ¿qué debemos hacer para sentirlo? La respuesta está en nosotras mismas, ya que al ser receptoras podemos manejar de mejor manera el nivel de penetración. Lo que debemos saber es que la región perianal es un área con muchísimas terminaciones nerviosas que pueden verse estimuladas cuando se utiliza la técnica adecuada de higiene, lubricación y estimulación/dilatación previa.

Esta estimulación ocurre cuando los dos esfínteres (que funcionan de forma independiente) rodean el orificio anal, por lo que las sensaciones que se producen al momento de estimularse llegan a ser tan placenteras que pueden provocar un orgasmo anal.

Por eso, si eres de las personas que les gusta experimentar y explorar partes de su cuerpo para complacerse sexualmente, entonces este post es para ti. Como Comunidad Exeltis Mujer entendemos que hay muchas dudas sobre el orgasmo anal, por lo que te daremos algunos consejos para que puedas experimentar aquellas sensaciones que hasta ahora no has probado.

Toma nota porque a continuación te explicaremos cómo conseguir un orgasmo de la manera más efectiva y cómo perderle el miedo.

¿Qué hacer para tener un buen sexo anal?

Debido a la estimulación de las terminaciones nerviosas de la región perianal, esta actividad sexual puede ser muy placentera para algunas personas, sumando a otros aspectos positivos como el aumentar la sensibilidad en otras áreas del cuerpo, probar nuevas sensaciones y experiencias, además de lograr un mayor nivel de intimidad con tu pareja.

Sin embargo, aunque el sexo anal puede ser placentero para ambas partes, también puede ser doloroso si no se realiza de forma segura y con precaución. Por lo mismo, antes de hacerlo asegúrate de:

Comunicar tus deseos y límites: Es importante hablar abiertamente con tu pareja sobre tus deseos y límites antes de tener sexo anal. Asegúrate de estar cómoda y de querer hacerlo. ¡Nadie te puede obligar!

Utilizar condón: Es importante usar preservativos durante el sexo anal para prevenir enfermedades de transmisión sexual.

Usa lubricante: El sexo anal puede ser doloroso si no se usa suficiente lubricante, así que asegúrate de tener uno a mano en base de agua o silicona para evitar lesiones o daños.

Relájate y toma tu tiempo: El sexo anal requiere una relajación adecuada del esfínter anal. Toma tu tiempo para relajarte antes de continuar con cualquier actividad.

Va paso a paso: Es importante ir paso a paso y aumentar gradualmente el tamaño del objeto o pene.

Escucha a tu cuerpo: Si sientes dolor o incomodidad, detente y comunícaselo a tu pareja. Es importante escuchar a tu cuerpo y detener la actividad si no te sientes cómoda.

Asimismo, recuerda mantener una buena higiene antes y después del sexo anal, lavando bien la zona con agua tibia y jabón neutro.

Aquí algunas técnicas que debes de seguir

Masaje en la zona: Primero debes comenzar a relajar todo tu cuerpo. Para lograrlo, antes de la penetración puedes pedirle a tu pareja que acaricie y toque la zona hasta que te sientas lista. ¡Un poco de juego previo nunca viene mal!

Asimismo, es importante señalar que muchas mujeres pueden alcanzar ese orgasmo con tan sólo hacer la estimulación externa, tocando otras partes erógenas, sin llegar a la penetración.

Oral: El llamado annilingus, pueden intentarlo siempre y cuando los dos lo deseen y estén de acuerdo. Es recomendable que usen un protector de lengua para su seguridad ya que esa área tiene presencia de bacterias y organismos.

Penetración: Usa condón y lubricante. Presiona un poco para ayudarte a encontrar el punto de placer, comienza poco a poco con la profundidad para llegar al lugar correcto. Recuerda tomarlo con calma y con suavidad. Después atrévete con movimientos de adentro a fuera, lentos o circulares, descubre qué es lo que te hace sentir más.

Ahora que tienes las claves para lograrlo, inténtalo y contéstate, ¿existe el orgasmo anal? Si la respuesta es afirmativa, entonces comparte el tips con tus amistades para que más personas lleguen a probar y disfrutar su vida sexual sin prejuicios.

Puede

interesarte