Nutrición en el embarazo : Los impactos ocultos de una mala alimentación.

Embarazo y Lactancia

La alimentación durante el embarazo cumple un papel fundamental en la salud y el bienestar tanto de la madre como del bebé. Nutrir la vida desde el principio requiere una alimentación equilibrada y consciente que proporcione los nutrientes esenciales para el desarrollo adecuado del feto.

Un aspecto fundamental para tener un buen embarazo es lograr una alimentación adecuada. En esta nota, explicaremos los impactos ocultos de una mala alimentación durante este periodo y la importancia de nutrir la vida desde el principio, por cuanto la falta de proteínas, calcio, hierro y vitaminas, puede aumentar el riesgo de complicaciones durante la gestación y el parto.

Sin duda, una buena alimentación es esencial para un adecuado funcionamiento del organismo, sobre todo si se está atravesando por un proceso de gestación, pues a través de este podemos asegurar el crecimiento y desarrollo del feto. Tras la concepción, específicamente, a partir del segundo trimestre la madre empieza a experimentar una serie de cambios fisiológicos, bioquímicos y metabólicos de adaptación, lo que fomenta el incremento de la ingesta energética de 300 a 500 kilocalorías.

Sin embargo, en nuestra sociedad se tiene la creencia de que las embarazadas deben comer doble, pero esto no puede estar más alejado de la realidad, pues estos malos hábitos pueden traer una serie de consecuencias irreversibles, como abortos espontáneos, muerte fetal intrauterina, entre otras complicaciones.

Al respecto, cabe señalar que durante el embarazo el sistema inmunológico de la mujer se debilita para proteger al feto en desarrollo, razón por la que las gestantes suelen ser más susceptibles a ciertas infecciones y/o enfermedades que pueden afectar tanto a la madre como al bebé. Básicamente, esto se debe a que algunos alimentos pueden contener bacterias, parásitos, contaminantes o simplemente no aportan los nutrientes suficientes, aumentando así la probabilidad de complicaciones.

La importancia de una alimentación equilibrada:

Durante el embarazo, la madre es la principal fuente de nutrientes para el desarrollo y crecimiento del bebé. Una alimentación equilibrada y nutritiva proporciona los elementos necesarios para el desarrollo saludable de los órganos, el sistema nervioso y los tejidos del feto. Una mala alimentación durante esta etapa crucial puede tener consecuencias a largo plazo tanto para la madre como para el bebé.

Concretamente, deficiencias de nutrientes esenciales como ácido fólico, hierro, calcio, yodo y vitaminas A, C y D durante el embarazo pueden aumentar el riesgo de anemia, debilidad ósea, hipertensión gestacional y diabetes gestacional, en el caso de la madre, y complicaciones como bajo peso al nacer, parto prematuro, retraso en el crecimiento fetal, malformaciones congénitas y problemas de desarrollo neurológico, en el caso del bebé.

Consejos para una alimentación saludable durante el embarazo:

  • Consumir una variedad de alimentos frescos y nutritivos, incluyendo frutas, verduras, proteínas magras, lácteos, granos enteros y grasas saludables.
  • Asegurarse de obtener suficiente ácido fólico, hierro, calcio y otras vitaminas y minerales clave a través de la dieta o suplementos recomendados por el médico.
  • Evitar alimentos procesados, altos en grasas saturadas, azúcares refinados y sodio.
  • Mantenerse hidratada bebiendo suficiente agua durante todo el día.
  • Consultar con un profesional de la salud para recibir orientación personalizada sobre las necesidades nutricionales durante el embarazo.

Desgraciadamente, hay veces que la dieta no es suficiente para aportar a la embarazada todos los nutrientes que necesita. En estos casos recurrir a los suplementos alimenticios es la mejor solución. Uno muy interesante es Regenesis Ultra, suplemento nutricional para antes, durante y después del embarazo en el periodo de lactancia. Contiene vitaminas, minerales, oligoelementos y omega-3 que provee protección sobre los defectos del tubo neural en el feto y la profilaxis de la anemia por déficit de hierro y ácido fólico durante el embarazo.

Sin duda, una buena alimentación en esta etapa contribuye a prevenir complicaciones y establecer bases sólidas para la salud futura del bebé. Recuerda que cada embarazo es único, por lo que es importante buscar asesoramiento médico para garantizar una alimentación adecuada y segura durante esta hermosa etapa de la vida.

Los contenidos de esta publicación se redactan solo con fines informativos. En ningún momento pueden servir para facilitar o sustituir diagnósticos, tratamientos o recomendaciones de un profesional. Consulta con tu especialista de confianza ante cualquier duda y busca su aprobación antes de iniciar cualquier procedimiento.

Fuentes:

https://scielo.isciii.es/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0212-16112020000600009

https://www.infosalus.com/mujer/noticia-mala-alimentacion-embarazo-efecto-bebe-20210222080133.html

https://saposyprincesas.elmundo.es/consejos/alimentacion-ninos/mala-alimentacion-embarazo-obesidad-infantil/

https://www.20minutos.es/noticia/3798007/0/alimentacion-durante-embarazo-consejos-precauciones/

https://www.bebesymas.com/nutricion-embarazo/mala-alimentacion-embarazo-puede-provocar-obesidad-infantil-conclusion-estudiar-a-16-000-madres-e-hijos

https://www.niddk.nih.gov/health-information/informacion-de-la-salud/control-de-peso/alimentacion-saludable-actividad-fisica-vida/mujeres-embarazadas

¿Te gustó? ¡Sigue leyendo!

4 de Agosto, 2023
Embarazo y Lactancia
El nuevo rol del hombre en la planificación familiar.
29 de Enero, 2023
Anticoncepción
¿Cómo prevenir el embarazo a través de la planificación
1 de Febrero, 2023
Anticoncepción
Consejos para disfrutar un buen sexo oral