fbpx
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

Todavía hay mucha presión social cuando digo que “no quiero tener hijos”

Es importante recordar que tomar la decisión de no tener hijos o hijas es algo muy íntimo y nadie puede interferir en ello. Por eso, te recomiendo rodearte de personas que respeten y apoyen tus argumentos y justificaciones. Pero incluso ni siquiera es necesario que expliques el porqué.

Hoy quiero hablar sobre un tema que puede resultar polémico, pero que creo que es importante abordar: elegir no tener hijos.

A pesar de que la sociedad ha avanzado en muchos aspectos, todavía hay una gran presión social y familiar para tener hijos. Muchas personas creen que es una parte natural de la vida y que no hacerlo es algo extraño o egoísta. Sin embargo, cada vez más mujeres deciden no tenerlos, ya sea porque quieren centrarse en su carrera, porque no se sienten preparadas para ser madres o simplemente porque no tienen el deseo de tener sucesores.

Pero ¿cómo lidiar con la presión social y familiar?

Lo primero que debemos hacer es entender que esta decisión es personal y que no hay nada de malo en no querer ser mamás. Es importante que nos sintamos seguras en nuestra elección y que no nos dejemos influenciar por los comentarios o juicios de los demás.

La página https://mujeres.expansion.mx/ en su artículo “Presión social por ser madre, ¿cómo manejarlo?” describe muy bien qué sucede cuando comunicamos esta importante decisión. Entre los 30 y los 40 años es cuando muchas mujeres atravesamos la duda de decidir si queremos experimentar la maternidad o no. La presión social por elegir la vía materna se manifiesta a través de comentarios o recomendaciones que son tan diversos que hasta se pueden categorizar en:

Preguntas: “¿Para cuándo los/as hijos/as?”
Sugerencias: “¿Por qué no adoptas?”
Persuasión: “Tener hijos es lo máximo”
Amenaza: “Te vas a arrepentir”
Descalificación: “Cuando madures, querrás ser mamá”
La maternidad como obligación: “Tienes que experimentar esa etapa de tu vida”
Incitación a la maternidad: “Ten un hijo/a para que no estés sola”
Inspirar a la maternidad: “Las mamás son un ejemplo de vida”.

Podemos explicar que nuestra decisión puede ser temporal o permanente, pero es importante recordar que no debemos sentirnos obligadas a justificar nuestra decisión a nadie.

Además, es importante rodearnos de personas que nos apoyen y respeten. A veces, lo mejor es alejarnos de aquellos que intentan hacernos sentir mal o cuestionan nuestra elección, ya que elegir no tener hijos es una decisión personal y respetable.

¡Recuerda que la felicidad y la realización personal no tienen que estar vinculadas a la maternidad!

Puede

interesarte