fbpx
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

¿Por qué es importante la suplementación en el embarazo?

El embarazo es una etapa de la vida en la que la nutrición juega un papel fundamental tanto para el bienestar de la madre como para el desarrollo óptimo del bebé. Durante este período, nuestro cuerpo experimenta una serie de cambios fisiológicos y metabólicos que requieren un mayor aporte de nutrientes.

En esta nota explicaremos la importancia de la suplementación durante el embarazo y cómo puede contribuir al bienestar general durante esta etapa, ya sea previamente y durante el mismo, es fundamental llevar un estilo de vida saludable, con una dieta variada y equilibrada, que incluya todos los grupos de alimentos y en sus porciones correctas. 

Sabemos que en ocasiones es difícil seguir una dieta equilibrada, como por ejemplo durante el primer trimestre cuando aparecen las náuseas y los vómitos, y no se quiere ni oír hablar de la comida. Pero una buena nutrición durante el embarazo y la lactancia es importantísima para el desarrollo y el crecimiento del bebé, así como para la salud de la futura madre, ya que los requerimientos nutricionales aumentan en ambas etapas. Por lo tanto, para cubrirlos tienen que tener una ingesta adecuada de energía y nutrientes.

Los suplementos tienen un rol fundamental en todo este proceso, ya que complementan las comidas con el fin de mantener una buena salud, además de prevenir o tratar enfermedades. Es por eso que, si tienes planes de quedar embarazada, se recomienda comenzar con este tipo de ayudas por lo menos un mes antes de la concepción, y durante las primeras 12 semanas de gestación. Asimismo, recuerda que este apoyo no sustituye ningún alimento, ya que sólo es útil para complementar y ayudar a aumentar los beneficios de los componentes alimentarios de la dieta normal.

Hay diferentes tipos de suplementación, y de administración, tales como comprimidos, alimentos, fórmulas especiales…). Dependiendo de la fase del embarazo, estarán más recomendados unos tipos de suplementos que otros.

Algunos beneficios la suplementación durante el embarazo:

  • Bienestar materno: Una ingesta adecuada de nutrientes durante el embarazo puede ayudar a mantener los niveles de energía, reducir la fatiga, fortalecer el sistema inmunológico y promover la salud ósea de la madre.
  • Prevención de defectos congénitos: La suplementación con ácido fólico antes y durante el embarazo ayuda a prevenir defectos del tubo neural y otros problemas congénitos en el bebé.
  • Reducción de complicaciones del embarazo: La deficiencia de ciertos nutrientes puede aumentar el riesgo de complicaciones como la anemia, la preeclampsia y el parto prematuro. 
  • Desarrollo fetal óptimo: Los nutrientes esenciales proporcionados a través de la suplementación apoyan el crecimiento y desarrollo adecuado del feto, asegurando la formación correcta de órganos y sistemas.

Los nutrientes esenciales para el embarazo incluyen ácido fólico, hierro, calcio, vitamina D, yodo, vitamina B12 y omega-3, entre otros. Aunque una alimentación equilibrada puede proporcionar una cantidad adecuada de estos nutrientes, a veces puede ser difícil obtenerlos en cantidades suficientes únicamente a través de la dieta. Es por eso que la suplementación se vuelve crucial.

  • Ácido fólico:  esencial para prevenir defectos del tubo neural en el feto, como la espina bífida. 
  • Hierro: necesario para producir glóbulos rojos y evitar la anemia en la madre y el bebé. 
  • Calcio y vitamina D: fundamentales para el desarrollo adecuado de los huesos y dientes del bebé. La vitamina D ayuda en la absorción y utilización del calcio. Si la ingesta de calcio no es suficiente a través de la dieta, la suplementación puede ser necesaria para garantizar un desarrollo óseo adecuado y prevenir la descalcificación en la madre.
  • Yodo: es primordial para el desarrollo adecuado de la glándula tiroides del feto, que regula el metabolismo y el crecimiento. 
  • Vitamina B12: es esencial para la formación de glóbulos rojos y el funcionamiento adecuado del sistema nervioso. Es especialmente importante para mujeres vegetarianas o veganas, ya que esta vitamina se encuentra principalmente en productos de origen animal.
  • Omega-3: los ácidos grasos omega-3, como el DHA (ácido docosahexaenoico), desempeñan un papel crucial en el desarrollo del cerebro y los ojos del feto. Además, el consumo adecuado de omega-3 durante el embarazo se ha asociado con un menor riesgo de parto prematuro y un mejor desarrollo cognitivo del bebé. 

Aunque una alimentación equilibrada es fundamental, en muchos casos, la suplementación puede ser necesaria para garantizar un aporte adecuado de nutrientes esenciales. Sin embargo, es importante recordar que cada embarazo es único y las necesidades nutricionales pueden variar. Por lo tanto, es esencial que las mujeres embarazadas consulten a su médico o profesional de la salud antes de iniciar cualquier suplementación. Un enfoque personalizado y supervisado garantizará que se satisfagan las necesidades individuales y se logre un embarazo saludable y exitoso.

Los contenidos de esta publicación se redactan solo con fines informativos. En ningún momento pueden servir para facilitar o sustituir diagnósticos, tratamientos o recomendaciones de un profesional. Consulta con tu especialista de confianza ante cualquier duda y busca su aprobación antes de iniciar cualquier procedimiento.

Fuentes:

https://www.boticas23.com/paginas/importancia-de-los-suplementos-en-embarazo-y-lactancia

https://scielo.isciii.es/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0212-16112016001000002 https://www.sanidad.gob.es/biblioPublic/publicaciones/recursos_propios/infMedic/docs/vol34n4_Suplementos.pdf

Puede

interesarte