fbpx
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

La importancia de una buena alimentación durante la lactancia 

La lactancia materna es una etapa maravillosa en la vida de una mujer, llena de amor y nutrición para tu hij@. Sabemos que quieres darle lo mejor a tu bebé, y una alimentación adecuada durante este período es fundamental.

Durante la lactancia tu cuerpo necesita un aporte adicional de nutrientes para producir leche materna de calidad, debido a sus grandes beneficios, principalmente en el desarrollo del sistema nervioso central que se termina de formar en este período.

Para lograrlo, es vital que sigas una alimentación equilibrada y saludable para satisfacer estas necesidades, ya que de no hacerlo puedes afectar tanto a tu bienestar como al de tu bebé. Es por ello que, a través de esta guía, queremos darte algunos consejos para que puedas disfrutar de esta experiencia al máximo mientras cuidas de ti misma y del recién nacido.

Come de manera variada y colorida

Aunque suene lógico, una alimentación equilibrada se basa en la variedad y el color de los alimentos que comemos. Es por esto que en tu dieta debes dejar de lado las comidas ultraprocesadas y optar por frutas y verduras de estación, granos integrales, proteínas magras, lácteos bajos en grasa y grasas saludables. Recuerda que los colores de los alimentos indican diferentes nutrientes, así que ¡no tengas miedo de experimentar con nuevos sabores y texturas!

Algunos alimentos clave para la producción de leche materna son:

  • Avena: rica en hierro y fibra, ayuda a mantener los niveles de energía y a regular el tránsito intestinal.
  • Legumbres: fuente de proteínas vegetales, hierro y ácido fólico, que son esenciales durante la lactancia.
  • Lácteos: leche, yogur y queso son importantes fuentes de calcio, vitamina D y proteínas de alta calidad.

Mantén una hidratación adecuada

Durante la lactancia, es crucial mantenerse bien hidratada. La producción de leche materna requiere de un aporte adecuado de líquidos, por lo que es recomendable beber al menos ocho vasos de agua al día. Además, puedes optar por consumir infusiones sin cafeína, como la manzanilla o el rooibos, para variar su ingesta de líquidos y disfrutar de sabores diferentes. ¡No subestimes el poder del agua!

No descuides los ácidos grasos esenciales

Los ácidos grasos omega-3 son fundamentales para el desarrollo del sistema nervioso del bebé. Se encuentran en alimentos como el salmón, las nueces, las semillas de chía y el aceite de oliva. Incluir estas fuentes de ácidos grasos esenciales en la dieta diaria ayudará a promover el adecuado crecimiento y desarrollo de tu hij@.

Come alimentos ricos en hierro

Durante la lactancia, las reservas de hierro de la madre pueden disminuir. Para evitar la anemia y asegurar un aporte suficiente de hierro para el bebé, es importante incluir alimentos como carnes magras, espinacas, lentejas y legumbres en la dieta. Además, consumir alimentos ricos en vitamina C, como cítricos o pimientos, ayudará a mejorar la absorción de hierro.

No te saltes comidas

Cuando eres madre lactante, tu cuerpo necesita energía constante para producir leche y mantener tu bienestar. Saltarse comidas puede afectar tu nivel de energía y disminuir la producción de leche. Intenta realizar cinco comidas al día, incluyendo desayuno, almuerzo, merienda y cena, y no te olvides de incluir bocadillos saludables entre las comidas principales.

Cuida tu salud ósea

La lactancia también puede afectar la salud ósea de la madre, por lo que es importante mantener una ingesta adecuada de calcio para prevenir la pérdida ósea. Alimentos como los lácteos, las sardinas enlatadas, las almendras y las semillas de sésamo son excelentes fuentes de calcio. Además, pasar tiempo al aire libre exponiéndose al sol para favorecer la producción de vitamina D también es esencial para una buena salud ósea.

Evita alimentos que puedan causar molestias en el bebé

Algunos alimentos pueden generar malestar en los lactantes. Si notas que tu bebé se muestra inquieto o tiene cólicos después de amamantar, puede ser útil identificar si hay algún alimento en particular que pueda estar causando molestias. Los alimentos comunes que pueden causar problemas incluyen los lácteos, los cítricos, el chocolate y los alimentos picantes. Si sospechas que algún alimento está afectando a tu bebé, consulta a tu médico o a un especialista en lactancia.

No te olvides de cuidarte 

La maternidad puede ser demandante, pero es importante recordar que cuidarte también es esencial para el bienestar de tu bebé. Intenta descansar lo suficiente, aprovecha los momentos en los que tu bebé duerme para descansar tú también. Además, no te saltes comidas y trata de consumir alimentos nutritivos y equilibrados para mantener tus niveles de energía.

Es por eso que te recomendamos Regenesis Ultra, suplemento alimenticio que cubre necesidades fundamentales para mujeres que desean embarazarse, están embarazadas o se encuentran en periodo de lactancia. Este producto contiene vitaminas, minerales, oligoelementos y omega 3 que provee protección sobre los defectos del tubo neural en el feto y la profilaxis de la anemia por déficit de hierro y ácido fólico durante el embarazo, más detalles acá https://mujerexeltis.com/regenesis/ 

Recuerda que tu bienestar es igual de importante que el de tu bebé. Seguir una alimentación equilibrada y saludable durante la lactancia te ayudará a mantenerte con energía y proporcionar la mejor calidad de leche materna para tu pequeño. No olvides que cada cuerpo es diferente, por lo que es fundamental escuchar las necesidades de tu propio organismo y consultar a un profesional de la salud en caso de dudas o preocupaciones. ¡Disfruta de esta etapa mágica y sigue cuidándote!

Los contenidos de esta publicación se redactan solo con fines informativos. En ningún momento pueden servir para facilitar o sustituir diagnósticos, tratamientos o recomendaciones de un profesional. Consulta con tu especialista de confianza ante cualquier duda y busca su aprobación antes de iniciar cualquier procedimiento.

Fuentes:

https://www.medela.es/lactancia/viaje-de-las-madres/alimentacion-en-la-lactancia

https://www.unicef.org/uruguay/alimentacion-en-la-lactancia

https://www.nhs.uk/chq/Pages/should-pregnant-and-breastfeeding-women-avoid-some-types-of-fish.aspx

Puede

interesarte