fbpx
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

El poder del ácido fólico en el embarazo: nutriendo el futuro con cariño

Sabemos que este período es uno de los momentos más emocionantes y significativos en la vida de una mujer, y queremos asegurarnos de que cuentes con toda la información necesaria para cuidar de ti y de tu futuro bebé. 

El ácido fólico, también conocido como vitamina B9, es un nutriente que desempeña un papel crucial en la división celular y el desarrollo del ADN. Si bien es importante para todos, su relevancia se eleva a un nivel excepcional durante el embarazo. En este período de transformación y crecimiento, el ácido fólico se convierte en el mejor amigo de las futuras mamás.

El ácido fólico: un nutriente esencial

El ácido fólico es un nutriente que desempeña un papel esencial en el desarrollo y crecimiento celular. Durante el embarazo, su importancia se magnifica, ya que juega un rol fundamental en la formación adecuada del tubo neural del bebé, el cual se convertirá posteriormente en su cerebro y médula espinal. La formación de esta estructura se da en las primeras semanas de embarazo, incluso antes de que muchas mujeres se den cuenta de que están esperando un bebé.

Asimismo, durante el embarazo se produce un aumento significativo en la síntesis de ADN y ARN, lo que es esencial para el crecimiento y desarrollo celular del feto. El ácido fólico es necesario para la síntesis de estas moléculas, asegurando una replicación precisa del material genético y un desarrollo celular adecuado.

Finalmente, el ácido fólico también ayuda a prevenir la anemia al contribuir a la producción de glóbulos rojos saludables, una enfermedad que es común durante esta etapa de la vida debido al aumento de volumen sanguíneo y la demanda de oxígeno para el bebé en crecimiento. 

De esta manera, un aporte insuficiente de ácido fólico durante el embarazo se asocia a defectos del tubo neural en el feto los cuales son incompatibles con la vida como la anencefalia, en la que el tejido cerebral no se desarrolla. Otros como la espina bífida se producen cuando el tubo neural no se cierra por completo causando distintos tipos de afecciones de la columna vertebral que suelen ser evidentes desde el nacimiento. Estas afecciones se asocian con discapacidad física e intelectual, cuya gravedad varía de leve a grave, en función del tamaño y la localización de la abertura y de si los nervios están o no afectados.

Previniendo defectos del tubo neural

La buena noticia es que la suplementación con ácido fólico antes y durante el embarazo puede reducir significativamente el riesgo de estos defectos. Los expertos recomiendan empezar la toma de suplementos de ácido fólico 1 o 2 meses antes de quedarse embarazada y mantener el aporte al menos durante el primer trimestre, aunque generalmente se mantiene la suplementación durante toda la gestación. 

Por su parte, la Organización Mundial de la Salud (OMS) y los profesionales de la salud recomiendan que todas las personas tomen una cantidad diaria de 100 μg de ácido fólico, sin embargo, durante el embarazo se recomienda aumentar la cantidad a 400 μg al día. Aunque, como veremos a continuación, el ácido fólico está presente en muchos alimentos, es difícil asegurar que el aporte es el correcto y por ello se recomienda tomar suplementos de ácido fólico durante el embarazo.

De igual forma, es importante tener en cuenta que el ácido fólico no es capaz de almacenarse en el organismo de forma eficiente, por lo que su consumo recomendado es diario y se ha demostrado que tomarlo de forma irregular puede disminuir su efecto protector ante defectos del tubo neural.  

La importancia de la planificación

En este contexto, queda claro que otro factor clave para prevenir enfermedades en tu bebé es la planificación. Debido a que los defectos del tubo neural se forman en las primeras semanas del embarazo, es esencial asegurarse de que tu cuerpo tenga suficiente ácido fólico desde el momento en que decides buscar un bebé. Incluso si no estás planeando un embarazo en el corto plazo, es una buena idea incluir alimentos ricos en vitamina b en tu dieta diaria, tales como verduras de hojas verdes, legumbres y frutas cítricas, además de productos fortificados como leches y cereales.

Suplementación con ácido fólico

Además de incorporar alimentos ricos en ácido fólico en tu dieta, tu médico podría recomendarte un suplemento de ácido fólico, especialmente si estás planeando un embarazo. Los suplementos aseguran que tu cuerpo reciba la cantidad adecuada de este nutriente vital. Sin embargo, es importante recordar que los suplementos deben ser tomados bajo la supervisión de un profesional de la salud, ya que el exceso de ácido fólico también puede tener efectos negativos.


Una alternativa es Regenesis Ultra, suplemento alimenticio que cubre necesidades fundamentales para mujeres que desean embarazarse, están embarazadas o se encuentran en periodo de lactancia.  Contiene vitaminas, minerales, oligoelementos y Omega 3 que provee protección sobre los defectos del tubo neural en el feto y la profilaxis de la anemia por déficit de hierro y ácido fólico durante el embarazo.

Un futuro brillante comienza hoy

El ácido fólico desempeña un papel esencial en el desarrollo de tu bebé. La suplementación con ácido fólico y la inclusión de alimentos ricos en esta vitamina en tu dieta pueden ayudar a prevenir defectos del tubo neural y contribuir a su salud. Recuerda que la planificación es clave, así que, si estás considerando la posibilidad de convertirte en madre comienza a cuidar de tu salud y la de tu bebé desde ahora.

En este emocionante viaje hacia la maternidad, cada elección que haces cuenta. El cuidado y la atención que brindas a tu cuerpo en esta etapa inicial pueden tener un impacto duradero en la salud y el bienestar de tu bebé. Asegúrate de hablar con tu médico sobre tus necesidades de ácido fólico y sigue una dieta equilibrada para asegurar un comienzo saludable para tu pequeño tesoro. ¡El ácido fólico está aquí para nutrir los inicios de la vida de manera maravillosa!

Los contenidos de esta publicación se redactan solo con fines informativos. En ningún momento pueden servir para facilitar o sustituir diagnósticos, tratamientos o recomendaciones de un profesional. Consulta con tu especialista de confianza ante cualquier duda y busca su aprobación antes de iniciar cualquier procedimiento.

Fuentes: 

https://www.veritasint.com/blog/es/acido-folico-durante-el-embarazo/

https://www.clinicauandes.cl/noticia/la-importancia-del-acido-folico-en-el-embarazo

https://www.dodot.es/embarazo/embarazo-saludable/articulo/la-importancia-del-acido-folico

https://www.huggies.com.ec/embarazo-semana-a-semana/la-importancia-del-acido-folico https://www.academianutricionydietetica.org/alimentacion-mujer/acido-folico-embarazo/

Puede

interesarte