fbpx
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

¿Cómo elegir el método anticonceptivo ideal para ti?

Pese a que actualmente tenemos muchos métodos anticonceptivos a nuestro alcance, no hay un mecanismo que nos funcione bien a todas, por lo que es importante que consultes con tu ginecolog@ de confianza para que en conjunto encuentren una opción que se ajuste a tu estilo de vida y condición general de salud.

Las pastillas anticonceptivas marcaron un antes y un después en la historia de nuestro género por cuanto nos permitieron tomar decisiones sobre nuestra vida reproductiva brindándonos nuevas oportunidades. Sin embargo, hoy tenemos otras alternativas a nuestro alcance como los implantes, parches y anillos vaginales lo que hace difícil encontrar un método que se ajuste a nuestras necesidades sin la ayuda de un especialista.

Es por eso que, a la hora de elegir un método anticonceptivo, lo primero que debemos saber es cuáles son nuestras opciones, así como sus ventajas y desventajas.

Por lo mismo, como Comunidad Exeltis Mujer a través de este post queremos entregarte información que te será de muchísima ayuda a la hora de preparar la cita con tu ginecolog@ de confianza, ya que acá encontrarás una serie de preguntas y contenidos que te permitirán entregarle información esencial a tu médico al momento de determinar el método anticonceptivo más adecuado para ti.

En esta línea, lo primero que tienes que saber es que los anticonceptivos son tratamientos diseñados para impedir la ovulación, protegiéndote de esta forma de un embarazo no deseado.

Para elegir el método anticonceptivo ideal para ti, debes considerar los siguientes factores:

  • Efectividad: ¿Cuánto protege contra el embarazo?
  • Comodidad: ¿Es fácil de usar y te resulta cómodo?
  • Interacción con otros medicamentos: ¿Puede interferir con otros medicamentos que estés tomando?
  • Efectos secundarios: ¿Puede causar efectos secundarios que te incomoden o afecten tu salud?
  • Costo: ¿Está dentro de tu presupuesto?
  • Accesibilidad: ¿Está disponible y fácil de conseguir en tu área?
  • Durabilidad: ¿Cuánto tiempo protege contra el embarazo?
  • Reversibilidad: ¿Puedes detener su uso cuando lo desees sin que afecte tu capacidad de tener hijos en el futuro?

Una vez que hayas respondido estas preguntas, otra cosa que debes de saber es cómo actúan y en qué se diferencian los distintos métodos anticonceptivos, por lo que a continuación te explicamos en qué consisten cada uno de ellos, así como los diversos formatos que tienen.

Métodos Hormonales: son aquellosutilizan hormonas femeninas para impedir que el óvulo sea fecundado. En el mercado podemos encontrar diferentes alternativas de este tipo entre las cuales se incluyen:

  • Píldora anticonceptiva
  • Parche anticonceptivo
  • Anillo vaginal
  • Implante hormonal
  • Inyección anticonceptiva
  • Anticonceptivos de emergencia
  • Dispositivos intrauterinos
  • T de cobre

Métodos de barrera: son aquellos que imponen un obstáculo físico que impide que los espermatozoides lleguen al óvulo. Son de venta libre sin receta y, además, algunos de ellos previenen las infecciones de transmisión sexual. Entre los más conocidos podemos encontrar:

  • El condón masculino
  • El condón femenino
  • Diafragma
  • Dispositivo intrauterino (DIU)

Métodos permanentes son llevados a cabo mediante intervenciones quirúrgicas y suponen una anticoncepción definitiva por lo que quienes se someten a éstas deben estar seguros de no querer (más) hijos. Los métodos de esterilización más conocidos son:

  • Vasectomía (hombres)
  • Ligadura de trompas (mujeres)

Todas las preguntas que te planteamos en este post, así como los distintos aspectos que debes considerar, son muy importantes para determinar qué anticonceptivo se adecúa mejor a tus necesidades, por lo que antes de ir a tu especialista de confianza ¡dales una vuelta en tu cabeza!

Asimismo, recuerda que no tienes que sentir vergüenza, ansiedad o ponerte nerviosa por hablar de estos temas, recuerda que el especialista está ahí para atenderte y asegurarse de que cuentas con toda la ayuda y los recursos que necesitas para mantener una buena salud sexual.

Puede

interesarte